Soluciones cloud: Saas, Paas, IaaS


Las soluciones cloud son una gran ventaja para cualquier PYME o microempresa.

La transformación digital nos obliga a todas las empresas adentrarnos en estas infraestructuras.

Pero como ya sabrás a los informáticos nos encantan las siglas, así te presentamos qué tipo de infraestructura cloud podemos encontrar actualmement: Saas, Paas y IaaS. 

¿Qué las diferencia


SaaS (Software as a Service)

Son programas en la nube, es decir que pones tus datos y tu programa en servidores externos sin saber exactamente de qué infraestructura hay detrás.

Sólo tienes que preocuparte de cómo utilizar los programas. El hardware, sistema operativo, aplicaciones necesarias, etc. así como todo su mantenimiento las ofrece el proveedor.

Normalmente son de pago (directa o indirectamente), y requieren de un usuario o login de acceso. Pueden variar las características en función del perfil y el tipo de licencia adquirido.

Los más conocidos como Dropbox, Office 365, G-suite, Wordpress son buenos ejemplos de aplicaciones SaaS.


Paas (Platform as a Service)

Ofrecer plataformas donde se puedan ejecutar aplicaciones.

Son perfectos para desarrollar una aplicación sin preocuparse de los recursos que necesitará. Preparas la aplicación y la ejecutas sobre una plataforma, por ejemplo preparar una base de datos para la gestión de todos tus datos, y la plataforma se encargará de la capacidad, memoria, recursos, etc. La propia plataforma se encarga de aprovisionar los recursos, si hay más o menos demanda nivelando la carga incrementando o reduciendo recursos.

Google App Engine es un gran aliado de este tipo de servicio.


IaaS (Infraestructure as a Service)

Contratar a un proveedor que se encargue de la infraestructura y pagas por el uso que hagas.

Permite contratar los servidores, los procesadores CPU, la memoria RAM, espacio de disco, etc. También ofrecen servicios de virtualización, cortafuegos, backups o balanceadores de carga.

Además puedes dar de alta y baja los servicios en función de lo que necesites, pudiendo ampliar la capacidad durante un período concreto porque tienes un pico de carga, etc. y pagas sólo por uso que utilices.

Google Cloud, Microsoft Azure o AWS (Amazon Web Services) son un buen ejemplo de este tipo de infraestructura.


¿Cuál es mejor?

La diferencia se puede simplificar con el tipo de mantenimiento y soporte que necesites.

Piensa que la base siempre será una infraestructura, que dependiendo si la quieres controlar más o menos optarás para mantener tú mismo contratado un IaaS, o bien delegando este trabajo a los grandes expertos y centrándote en el desarrollo de las aplicaciones.

Podemos hacer nuestras propias aplicaciones independientes como un SaaS, o bien utilizando una plataforma de programas de terceros para ofrecer un servicio adicional mediante un PaaS.


Otros Posts


Nace el campus de programación más innovador del mundo, en el Parque Tecnológico de Barcelona



Con este nuevo gadget y un poco de programación API hemos vinculado nuestro ERP para medir el tiempo de las tareas.



Los beneficios del teletrabajo son importantes, pero si además adaptamos la empresa con aplicaciones cloud, el beneficio que obtenemos es superior!



Indicadores y avisos claves que permiten evaluar el rendimiento de los procesos. ¿Cómo podemos definirlos?



Hoy estamos de celebración!! Ya hace 19 años que firmábamos el primer documento de Lluert...



La situación de confinamiento debido al COVID-19, ha abierto un debate de hace años sobre si las empresas estábamos preparadas para el teletrabajo.



Programas de malware como el conocido Emotet incrementan hasta 2.500 descargas por hora.



Hoy después de tantos años finalmente hemos virtualizado todas las máquinas que nos quedavan en el armario rack.



Te contamos las ventajas e inconvenientes y qué motivos te pueden hacer decantar por uno o por otro.



Tenemos nueva web, nuevas maneras de afrontar retos, queremos transformar los datos en información y conocimiento.